De «anciano narcisista» a «se va a cag… muriendo»: los indignantes chats de los médicos de Diego

El peritaje a los celulares en el marco de la causa sigue dando que hablar.

Las pericias a los teléfonos celulares de las personas investigadas por el fallecimiento de Diego Maradona derivó en la filtración de distintos chats que figuran en la causa.

Este viernes, Rodrigo Lussich reveló en Intrusos que Carlos Díaz, psicólogo del astro, se refería al ex futbolista en términos insultantes. Asi, en diálogo con la psiquiatra Agustina Cosachov, lo describió como «un narcisista que no puede tomar una decisión por primera vez en su vida» y señaló que Diego se veía a sí mismo como «un anciano sin poder tomar una decisión».

Esta no es la primera vez que los chats filtrados levantan polvareda. El jueves trascendió que en mensajes intercambiados entre ambos, Cosachov llamó «negra villera» a Verónica Ojeda y Díaz la tildó de «pata sucia» y «falsa».

«Yo tengo cagazo de que me quieran empomar por los remedios”, le había reconocido la psiquiatra a Leopoldo Luque, médico de Maradona, en un mensaje revelado semanas atrás por Infobae.

El especialista, mientras tanto, le respondió con una frase no menos polémica. «Se va a cagar muriendo el gordo», sentenció en referencia a Diego.

El intercambio sucedió cuando Cosachov notificó a Luque de la emergencia que derivó en el fallecimiento del astro. «Entramos a la pieza y estaba frío. Frío, con toda la circulación marcada. Le empezamos a hacer la reanimación y recuperó un poco el tono y, digamos, recuperó un poco de la temperatura corporal. Todo eso, más o menos, fueron diez minutos. Y después llegó la ambulancia. Ahora están procediendo ellos. No nos dicen. No nos dicen cómo está la situación. Yo salí. No me dicen nada», describió la psiquiatra.

«Imagino, tranqui. Tratá de bajar. Esto es así, es así. Es un paciente complejo, y bueno, va a pasar lo que tenga que pasar. Nosotros vamos a estar ahí a bancar la que venga. O sea, hicimos lo que teníamos que hacer, Agustina. Estaba la familia, todos al tanto de todo, todos en comunicación», le contestó el médico.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*