Grabois quiso entrar a Colombia con su pasaporte vencido y terminó retenido

El Gobierno de Colombia explicó los motivos por los cuales ayer retuvo al titular de la CTEP, Juan Grabois, en el Aeropuerto Internacional de Bogotá. Es que, a diferencia de lo que salió a denunciar el dirigente muy cercano al Papa Francisco, lo cierto es que intentó ingresar a dicho país con el pasaporte vencido y al no poder hacerlo agredió al personal de la Dirección de Migraciones. 

Grabois viajó a Colombia a supervisar las supuestas violaciones a los Derechos Humanos como parte de una comitiva internacional.

El comunicado de la Dirección de Migraciones de Colombia consiste solamente en cuatro puntos; el primero dice que 19 de los 20 integrantes de la comitiva fueron autorizados a entrar.

“El día de hoy arribó al territorio nacional, por el aeropuerto Internacional El Dorado de Bogotá, una delegación de 20 personas provenientes de Argentina. Tras realizarse los procesos de control y verificación migratoria correspondientes, se autorizó el ingreso de 19 de los 20 miembros de dicha delegación”, arranca el texto oficial.

En un segundo párrafo, dan el disparador de la negativa a dejarlo entrar al país. Según explicó Migraciones saltó una alerta en el sistema “por el vencimiento de su pasaporte” y Grabois  “se negó a que se le realizara una verificación a sus documentos”.

El comunicado añade que el dirigente social “faltó el respeto al Oficial de Migración y al Supervisor a cargo y fue inadmitido”.

El artículo 2 del decreto 1727 de 2020, al que hace referencia Colombia, tiene una variedad de causales de rechazo para entrar al país entre los cuales figuran o tener la documentación vencida o agredir al personal de Migraciones que es lo que, en este caso, le atribuyen a Grabois.

Según Colombia, “el extranjero (Grabois) quien, de forma vehemente, exigía su ingreso al país, basado en quién era y quiénes lo habían invitado, fue dejado a disposición de la aerolínea, con el fin de que se cumpla la orden de inadmisión”.

Además, Migraciones Colombia rechazó “este tipo de comportamientos, así como las presiones ejercidas para autorizar su ingreso, e invita a los ciudadanos nacionales y extranjeros, a respetar la normatividad nacional, así como al Oficial de Migración”.

Y explicó: “La inadmisión de este ciudadano extranjero se da de manera discrecional, dentro del marco de las competencias que tiene Migración Colombia y hace parte de las más de 1500 inadmisiones que se han efectuado a ciudadanos extranjeros en lo corrido de este año”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*