Martín Lopizzo, un lanusense que sorprende al mundo con sus esculturas en madera

Lo que comenzó por el año 2000 como un pasa tiempo con el cual pudiera relajarse y a la vez expresar sus sentimientos, terminó forjando a un artista que conmueve con la belleza de sus obras.

Martín Darío Lopizzo nació en Lanús hace 45 años. Su amor por la talla en madera comenzó hace un tiempo, mientras buscaba una actividad extra-laboral con la cual pudiera relajarse y a la vez expresar sus sentimientos.

Sus primeros trabajos fueron pequeñas piezas hasta que decidió contactarse con algunos maestros argentinos como Meko Soler, Guillermo Agostini y Manuel Grego, entre otros, quienes le brindaron toda su experiencia y profesionalismo en este arte.

A lo largo de su carrera fue perfeccionando su técnica hasta abocarse íntegramente a la talla en madera contemporánea, arte abstracto y figurativo.

En ese camino realizó diversas obras como la Rosa de Rialp para el film «There be Dragons» de Roland Joffe estrenada en Argentina en agosto de 2011 y trabajos solicitados en distintas partes del mundo.

Obtuvo numerosos premios y menciones por sus obras en diversas Galerías de Arte. Fue convocado para exponer sus obras en la Feria Internacional de Artesanías presentada en La Rural de Palermo. En 2011 y 2012 fue seleccionado para participar de «Mixturas el Arte, las colectividades y sus artistas» organizada por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en el Centro Cultural Recoleta para exponer sus obras «Don Aurelio» y «Confraternidad de pueblos» respectivamente, en Arteclasica en 2011 con sus obras «Acuática» y «Retorno» y en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires presentando numerosas obras entre esculturas, murales y objetos de arte.

En la actualidad es miembro de la Sociedad de Artistas Plásticos (SAAP) y expone sus obras en diversos salones de arte de la Ciudad de Buenos Aires.

Martín logró introducir la talla en los rincones más variados de la vida cotidiana. Cada uno de sus trabajos, independientemente de su tamaño y forma, es único. “Hasta los objetos menos pensados pueden ser desarrollados en madera puesto que la madera tallada puede aplicarse a diferentes usos que otorgarán un estilo único, original e inigualable”. Expresó.

«La nobleza de la madera invita a soñar, a imaginarse formas, figuras, relieves, llega a ser imprescindible y necesario el contacto continuo una vez que se aprende a trabajarla, detrás de cada caricia de gubia sobre las vetas, se descubre una nueva silueta y un nuevo aroma que esperan ser parte de la obra misma.» Afirmó el artista

Por último, nos cuenta un deseo: “Me gustaría reflejar en una obra las características típicas de Lanús, su identidad, sus Industrias, su gente”.  Un sueño que cumplirá.

Para más información sobre el artista:

Instagram: martinlopizzo

Facebook: Talla en madera/Martin Lopizzo

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*