Preocupación por una invasión de murciélagos en Lanús

Atribuyen el problema a que el edificio de 12 pisos está ubicado a escasos metros del Concejo Deliberante, sobre la avenida 9 de Julio al 1600 y frente a la sede social del Club Atlético Lanús.

Hay preocupación en Lanús por el avistamiento de aves rapaces, como un carancho que apareció en el fondo de una casa de Lanús Este la semana pasada.

Sin embargo, estas aves son solamente la punta del iceberg, porque varias personas de la localidad bonaerense aseguran que estos especímenes fueron introducidos en el territorio por un propósito: combatir la creciente ola de murciélagos que acecha el centro de la ciudad.

Parece ser que el epicentro del problema es un edificio de 12 pisos ubicado a escasos metros del Concejo Deliberante, sobre la avenida 9 de Julio al 1600 y frente a la sede social del Club Atlético Lanús.

El problema parece ser que viene de hace años, ya que en el lugar los quirópteros anidan y por las noches decenas de vecinos ven como amenazan los alrededores con sus vuelos torpes y sus chillidos característicos.

«En ciertas épocas del año empeora, no sé si es por el ciclo de reproducción que tienen esos animales o si hubo una fumigación en el último tiempo, pero la verdad si las hay no se notan porque la cantidad es increíble», cuenta Marta, una vecina que vive a pocas cuadras.

Si bien el edificio está habitado, desde la administración informaron que no tienen conocimiento de quejas por esta situación y que probablemente se trata de un problema que afecta más que nada a quienes están en los pisos altos.

Esto se debe a que la construcción, que tiene varios recovecos y huecos, es una zona propicia para formación de nidos.

Una plaga peligrosa para la población

El tamaño habitual de un murciélago urbano es de cinco centímetros con las alas plegadas y, si bien, estos animales son un eslabón importante en la cadena alimentaria como controladores de plagas de insectos, también pueden representar una gran complicación para la salud pública cuando son demasiados ya que transmiten enfermedades.

Sin ir más lejos, hace un año se registró un caso de rabia en un murciélago que un grupo de vecinos encontraron en Gerli y llevaron hasta Zoonosis para que lo estudiaran.

A la gente de la zona le llamó la atención que el animal estaba vivo pero tendido en la calle, no podía volar y desprendía la característica «espuma de la boca».

Días después de entregarlo a las autoridades sanitarias, se confirmó el diagnóstico. Se estima que el 1% de los murciélagos urbanos tienen rabia.

Recomendaciones en caso de encontrar un murciélago:

  • No tocarlo
  • Cubrirlo con un balde o recipiente.
  • Llamar a la Dirección de Zoonosis al 4512-3151 / 3495
  • Vacunar a perros y gatos contra la rabia una vez al año a partir de los tres meses de edad.
  • En caso de mordedura lavar la herida con agua y jabón y concurrir al centro de salud más cercano.
  • La presencia de un murciélago en horario diurno con vuelo dificultoso o arrastrándose en el suelo puede ser un caso de rabia.

Vacunación antirrábica

  • La rabia es una enfermedad viral que afecta el sistema nervioso central de los seres humanos y otros mamíferos.
  • Las personas pueden contraerla a través de contacto infectante o mordedura de un animal rabioso, ya que el virus se encuentra en la saliva.
  • Es importante tener presente que cualquier mamífero puede tener rabia y transmitirla a los seres humanos. Por eso hay que aplicarles la vacuna.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*