Hay 950 robos «salvajes» registrados cada jornada

Más de 700 de estos robos violentos ocurrieron en el Conurbano Bonaerense y la Ciudad de Buenos Aires.

El atroz episodio sufrido en un country de Presidente Perón, con una banda delictiva que llegó al extremo de arrancarle las uñas a una víctima como método para conseguir lo que fueron a buscar, puso nuevamente en superficie el problema creciente de los robos cometidos con salvajismo.

Las cifras de denuncias policiales y judiciales con asaltos agravados por la utilización de feroz violencia presentan un promedio de 950 situaciones diarias en la Capital Federal y la provincia de Buenos Aires. En muchos casos los damnificados reciben golpes, ataques con arma blanca o directamente son baleados.

Los datos representan lo que viene ocurriendo en los últimos 50 días en ambos distritos y fueron aportados por fuentes policiales y judiciales. Se destaca que más de 700 hechos ocurren en el Conurbano Bonaerense y la Ciudad de Buenos Aires.

Según expresó el licenciado en Seguridad Pública, Luis Vicat, “la cada vez más fuerte violencia presente en estos episodios delictivos es un claro indicio de la necesidad de generar políticas públicas más eficaces para frenar este fenómeno, donde lamentablemente, hay que decirlo, muchas veces se mata para robar o bien se cometen atrocidades que no llegan al homicidio pero determinan que muchísimas personas resulten con heridas o cuadros graves en su salud”.

Vicat manifestó que “hay una cultura del temor, en el que la gente es cada vez más víctima, es decir, más cooperativa a la hora de ser asaltada”, mientras que resaltó: “una feroz golpiza o eventualmente un disparo en una pierna, en muchos casos, incluso sin resistencia, se está imponiendo y por ahora no vemos señales ni síntomas de que esto vaya a cambiar”.

“Hay muchos casos que no se denuncian por diversas razones, ya sea por falta de confianza en la autoridad o porque no hay ninguna figura de seguros que permita recuperar lo perdido, siempre y cuando no haya lesionados. Tendríamos que hablar entonces de una cifra mayor a los datos que surgen de las denuncias”, dijo Vicat.

Finalmente, Vicat comentó que la sociedad también debe ejercer su cuota de responsabilidad. “Las redes sociales son una boca de expendio de los materiales robados. Es necesario que no se compren objetos que, se sabe, tienen un costo menor porque fueron robados con anterioridad. El compromiso es de todos”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*