Denunciaron a Fernández y Vizzotti por la carta de Nicolini

Jorge Enriquez, diputado nacional de Juntos por el Cambio, indicó a Cadena 3 que «hubo intención dolosa» en el mal uso de los bienes públicos y consideró que esta queda demostrada en el documento.

Los diputados nacionales Jorge Enríquez y Waldo Wolff presentaron una denuncia en la Justicia Federal contra el presidente Alberto Fernández y la ministra de Salud, Carla Vizzotti, por abandono de persona, abuso de autoridad, propagación de enfermedades peligrosas y mal uso de un bien público.

La denuncia, a cargo del juez federal Sebastián Ramos, es a raíz de la carta que la asesora presidencial Cecilia Nicolini envió a las autoridades del fondo de negociación de vacunas por la llegada de las segundas dosis de Sputnik.

«Queda demostrado en la carta que envió Nicolini que hubo una decisión política con resultados siniestros para el país. Una cosa es la posibilidad de sortear trabas burocráticas y otra muy distinta es hacer compras de vacunas de manera arbitraria«, manifestó el diputado. 

Y consideró que se trató de una «conducta dolosa» y no de mala praxis, porque «hay un mal uso de la limitada cantidad de vacunas, con un criterio arbitrario y por capricho ideológico y eso queda demostrado en la carta de Nicolini: ‘Hicimos todo lo posible para que la Sputnik tenga éxito'».

«‘Estuvimos peleando por este proyecto’, ¿Qué proyecto? ¿Ser una colonia rusa?«, ironizó el funcionario.

Y continuó citando la carta: “’Nos obliga a recurrir a Estados Unidos’, parece un amante despechado».

En este sentido, aclaró que a la denuncia no la hacen como diputados, sino como «jefes de una sociedad civil».

«Ampliamos la denuncia y pedimos una serie de informes firmado por varios diputados del PRO y de la UCR donde solicitamos a Vizzotti ampliar las informaciones sobre cuestiones llamativas», explicó.

«Queremos que explique por qué, por ejemplo, se le compró a Rusia 19 millones de dosis más, si ya nos debían 10 millones y no venían cumpliendo con la entrega de la segunda dosis. Sobre todo cuando se sabe que la segunda dosis de la Sputnik no es un refuerzo si no que es complementaria», indicó.

«Creemos que hubo intención dolosa», concluyó.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*