Tratamientos: del plasma argentino que destacó el NY Times a las drogas que reducen la mortalidad

Una nueva opción de tratamiento se suma al arsenal. 

Un grupo de investigadores médicos de Inglaterra descubrió que dos antiinflamatorios (tocilizumab y sarilumab) usualmente utilizados en tratamientos contra la artritis son capaces de reducir en una cuarta parte las muertes entre pacientes graves de coronavirus. 

Los expertos descubrieron su efectividad a través de pruebas efectuadas en las unidades de cuidados intensivos del Servicio Nacional de Salud inglés. 

Ambos tratamientos, además, aceleran la recuperación de los enfermos y reducen en aproximadamente una semana el tiempo que los pacientes en estado crítico deben pasar en cuidados intensivos.

«Por cada 12 pacientes que trata con estos medicamentos, esperaría salvar una vida. Es un gran efecto» señaló Anthony Gordon, investigador principal del Imperial College de Londres.

De acuerdo al estudio, casi 36% de los pacientes con coronavirus graves que recibieron atención estándar murieron, pero con el suministro de estos medicamentos la mortalidad se redujo a 27%, cuando el tratamiento se efectuó dentro de las 24 horas posteriores al ingreso de los pacientes a cuidados intensivos.

El plasma, otro tratamiento efectivo

El New York Times, mientras tanto, se hizo eco de la publicación en el New England Journal of Medicine, de los resultados del ensayo clínico realizado en Argentina sobre la utilización de plasma sanguíneo de convalecientes como tratamiento para adultos mayores. 

Imagen

El nuevo estudio, dirigido por Fernando Polack, infectólogo y director científico de la Fundación INFANT en Argentina, halló que en un grupo de 80 personas, una infusión de plasma redujo el riesgo de desarrollar un caso grave de coronavirus en un 48% en comparación con otro grupo de 80 personas que recibieron solución salina.

La terapia de plasma fue revisada para asegurarse de que contenía altos niveles de anticuerpos, y siempre se administró dentro de los tres días siguientes a la aparición de los síntomas.

Y si bien es posible que el plasma no funcione tan bien como la terapia de anticuerpos monoclonales -fabricados en laboratorio-, es más barato y accesible. 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*